Recomendaciones al comprar un vehículo de segunda mano

2-Feb-2020 | Vehículos

A la hora de comprar un vehículo de segunda mano es importante que tengas toda la información posible sobre vehículo que estás a punto de adquirir, no solo a nivel técnico, si no también a nivel administrativo y tributario, ya que si no una vez puesto a tu nombre, puedes encontrarte con sorpresas desagradables que seguramente te cuesten dinero resolver. Por suerte, hoy en día disponemos de diferentes soluciones para conocer si el vehículo que nos interesa está en las condiciones óptimas para ser traspasado sin problemas.

¿Estás pensando en comprar un vehículo de segunda mano? Aquí te dejamos algunas recomendaciones que deberías tener en cuenta:

 

  1. Confirmar la situación del vehículo con el propietario: en primer lugar, consulta con el propietario cómo se encuentra el vehículo a nivel técnico para conocer si tiene o ha tenido algún problema mecánico, piezas que se hayan renovado o resultados de las últimas inspecciones técnicas; en segundo lugar, pídele que te confirme si el vehículo posee alguna carga o embargo pendiente, ya que si es así, es su obligación (a no ser que acordéis lo contrario) liquidar esas deudas antes de traspasarlo ; y por último, pregúntale si el coche ha sido financiado y, en caso afirmativo, si ha realizado la cancelación de la reserva de dominio.
  2. Solicita un Informe DGT: para asegurarte de que toda la información que te ha proporcionado el propietario respecto al vehículo es correcta, te aconsejamos solicitar siempre un Informe DGT (puedes hacerlo aquí). Este documento es un informe público que obra en manos de la Dirección General de Tráfico (DGT) y que está siempre disponible previo pago de su correspondiente tasa. Se trata de un trámite muy económico que te proporcionará información muy completa y valiosa que te proporcionará una enorme tranquilidad antes de adquirir el vehículo. Es un paso que nosotros consideramos casi obligatorio para no pagar de más y afrontar la adquisión con total seguridad.
  3. Revisa el vehículo con un mecánico: concierta una cita con el propietario para que un mecánico revise el vehículo detalladamente y te ofrezca una valoración mecánica del mismo.
  4. Realiza la transferencia con profesionales: te recomendamos realizar todos estos trámites con una Gestoría Administrativa, no solo por ahorrarte el desplazamiento y la pérdida de tiempo esperando en la cola de la oficina de Tráfico y en la realización del trámite, si no también porque podremos asesorarte en todo momento para evitar que surja cualquier problema y podrás obtener la documentación en un tiempo récord. Si deseas realizar la transferencia con nosotros, puedes hacerlo pinchando en este enlace.

Siguiendo todas estas recomendaciones evitarás problemas inesperados en la transferencia del vehículo y podrás completar el trámite de forma totalmente satisfactoria.